Editoriales

Tendencias

¡Que viva la democracia!: AMLO

Al terminar de votar el presidente Andrés Manuel López Obrador volteó a la prensa y expresó: ¡Qué viva la democracia! Y aunque no la práctica, sí se protege con ella para mostrarse como un presidente demócrata aunque en realidad es autoritario. 

Sin duda que AMLO ya conocía lo que iba a suceder y decidió festejar anticipadamente su derrota, por lo que vitoreo a la democracia, ya que dejará de tener la mayoría que necesita en la Cámara de Diputados para consolidar su proyecto político.

Por otra parte, al no contar con la mayoría en la Cámara tendrá que sentarse a dialogar, tomar acuerdos y negociar con sus adversarios, para lograr sus objetivos, si es que quiere continuar con los cambios y mantener vigente la cuarta transformación.

Desde luego que MORENA no consiguió el triunfo del gobierno de Nuevo León, el cual le interesaba conseguir para establecer un contacto directo con los empresarios regios.

Así que ahora tendrá que seguir apoyando el desarrollo de ese estado sin tener de aliado al mandatario estatal y eso no le gusta, así que podría imponer a Clara Luz como su representante en esa entidad y así no le vería la cara al ganador.

Pero bueno, en Tamaulipas Acción Nacional pierde el control del Congreso los tres principales municipios de la frontera como Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros; de igual manera Ciudad Victoria y Altamira y esto cambia el perfil político del estado.

Asimismo el PAN pierde siete diputaciones federales y recupera la de Tampico con Rosa González y con Oscar Almaraz en Victoria se confirma que el ex priista sigue teniendo influencia en el electorado.

Con estos resultados electorales los tamaulipecos confirmaron que desean un cambio y aunque muy poco se puede esperar de los morenistas, ya que  dependen de la decisión de López Obrador, se espera que al cambiar la conformación de la Cámara de Diputados y el panorama político de Tamaulipas, modifique su falta de interés por el estado y el gobierno federal invierta lo que ha dejado de invertir en su desarrollo en los últimos años.

Vienen momentos críticos para Acción Nacional y tendrán que hacer una autocrítica sobre los candidatos que impusieron en los principales municipios, especialmente en la frontera donde –ojo, aquí lo dijimos- y señalamos que no eran los más adecuados, porque no representaban al PAN ni a sus militantes.

Destacan el caso de Yalheeel Abdalá en Nuevo Laredo; Chuma en Reynosa y la esposa de Chito, Ivettet Bermea en Matamoros, así como en el centro del estado con Pilar Gómez; Altamira con Ciro Hernández y Jaime Turrubiates en Ciudad Madero.

¿Qué pasará? Eso es lo más interesante que viene, porque no habremos de olvidar que vienen las elecciones del 22 y al terminar este proceso electoral el próximo miércoles iniciará la carrera por la gubernatura. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba