Editoriales

RELACIÓN MÉXICO ESTADOS UNIDOS ¿CORDIAL O DISTANTE?

Desde el arranque de su gobierno en enero del 2021, Joe Biden ha demostrado ser un líder responsable y serio, con una postura tradicionalista ha indicado que considera indispensable tener buenas relaciones con sus dos vecinos geográficos y principales socios comerciales de México y Canadá.

Por ello, ha mostrado fuerte respaldo a las negociaciones anteriores a su mandato, que trajo como resultado la nueva etapa del anterior TLCAM, ahora conocido como T-MEC.

Sus primeras reuniones virtuales, de hecho, fueron con el primer Ministro del Canadá, Justin Trudeau y con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Ante esta postura respetuosa y conciliadora de Biden, en contrapartida, López Obrador, en lugar de apostar y valorar la apertura de Biden y aprovechar la enorme ventana de oportunidad que el presidente demócrata tiene para nuestro país, hemos observado que ha estado actuando como un vecino distante, rebelde y renuente.

Los últimos acontecimientos ante la rebelión cubana, la petición de terminar con el embargo a Cuba, la postura Bolivariana en un acto institucional e inédito y la petición para desaparecer a la Organización de Estados Americanos (OEA), seguramente encrispó los ánimos de Norteamérica.

El papel protagonista de nuestro gobierno, ha dado una cara que genera desconfianza y se convirtió en impredecible.

Se interpreta que la postura de la 4T ante el gobierno norteamericano, en principio fue para mostrar a las bases obradoristas a un gobierno mexicano independentista y nacionalista, discurso que mucho gusta a los mexicanos que se les despiertan sus arraigados sentimientos anti yanquis del viejo paradigma de no dejarnos caer en las garras del imperio y no ser más ‘lacayos’. Esa incluso fue una expresión usada al discurso de AMLO para proponer una nueva Asociación Latinoamericana independiente de la OEA y no ser lacayos de otros intereses.

Por eso en la agenda de política exterior del gobierno actual, parecen creer que al tomar distancia de Washington y tomar posiciones que implican ‘independencia’ de la potencia del norte serán bien vistas por sus bases electorales.

Más importante aún son las posiciones de Biden con las que la 4T muestran incomodidad, como son los temas sobre la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de las energías limpias como prioridades internas e internacionales, el fomento de la democracia y las agendas de derechos humanos y de género.

VACUNAS REGALADAS VS APRETAR LA AGENDA MEXICANA.

En ese tenor se atraviesan nuestras relaciones, cuando esta semana se vino una nueva consigna del gobierno de Joe Biden, al ofrecer 8.5 millones de nuevas vacunas al gobierno mexicano, parte de la marca Astra Zeneca y otra de la conocida Moderna. 

Pero estos obsequios no son totalmente gratuitos, seguramente serán condicionados a exigir que el gobierno de la 4T modere su discurso, apriete la agenda de control fronterizo ante el desbordamiento de migrantes centroamericanos y mexicanos, respetar las inversiones norteamericanas en el sector energético, y cumplir con las normas medioambientales, entre otros temas como el control de la guerra contra el narco.

En los discursos oficiales dados a conocer en la reciente visita y reunión de funcionarios de primer nivel norteamericanos y de México, celebrada hace tres días, se difundió que:

«Se acordó establecer una ruta de trabajo para un posible encuentro entre los presidentes de ambos países y continuar el trabajo de cooperación a fin de gestionar flujos migratorios ordenados, regulares y seguros con respeto a los derechos humanos de las personas migrantes de México y Centroamérica».

Representantes de ambos países coincidieron en la necesidad de ampliar los programas de cooperación internacional e inversión para impulsar el desarrollo económico de las naciones del norte de Centroamérica y el sur de México.

Destacaron el acuerdo alcanzado con el relanzamiento del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN), mecanismo clave para el fortalecimiento de la inversión en México y en América del Norte.

Ambas delegaciones se comprometieron mantener el trabajo conjunto rumbo al Diálogo de Alto Nivel en Materia de Seguridad, que buscará replantear la estrategia bilateral de seguridad a partir de una perspectiva humanista, centrada en la inteligencia y desde una visión de salud pública…

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba