Yalheel tiene razón pero….

La aspirante a candidata prianista a la presidencia municipal por Nuevo Laredo, Yalheel Abdalá Carmona, casi al finalizar su mensaje en la sede del PAN estatal durante su registro expresó: 

“Les vamos a ganar, hoy estamos cimentando la victoria. En este proyecto manda la gente de Nuevo Laredo, los que viven y trabajan en Nuevo Laredo” y tiene mucha razón.

Sin  embargo, Yalheel no descubre nada nuevo así ha sido siempre en todas las elecciones, porque son los ciudadanos de los municipios los deciden por quienes votan y nunca son las gentes de otros lugares.

Al final de cuentas son ellos los que conocen a los candidatos, a los que pueden darle su confianza, pero esto sucede solamente cuando los candidatos han sido elegidos de manera democrática por los mismos militantes de los partidos de los municipios.

Es decir, por los mismos habitantes de las ciudades donde se llevarán a cabo las elecciones, y son ellos mismos, quienes los pueden llevar al triunfo electoral y nunca nadie más, salvo que se judicialice el proceso electoral pero eso casi nunca sucede. 

Hemos querido ser muy precisos con este comentario, porque a la prianista  Yalheel Abdalá no la eligieron los panistas de Nuevo Laredo en una asamblea democrática para que fuera su representante en la próxima elección.

No. La eligió el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, quien siempre pensando en el bienestar de Nuevo Laredo decidió que al PAN de Nuevo Laredo le convenía tener a una priista como su candidata a la presidencia municipal.

Sin duda que esta decisión dejó sorprendidos y sin habla a los panistas de Nuevo Laredo y con esto, nos queda muy claro que el PRIAN de Cabeza de Vaca busca influir en este municipio por completo, para buscar siempre una mejor transformación. ¿Será?

Pues quien sabe, pero a partir de esta decisión del mandatario estatal han surgido ciertas versiones sobre este hecho y nos comentan que podría haberse suscitado por tres situaciones:

Primera. Que el Jefe Político del PAN de Tamaulipas no le tiene confianza a ningún panista -hombre o mujer- de Nuevo Laredo para que sea candidato a la presidencia municipal y es por esto que tuvo que convencer a la priista Abdalá Carmona de cambiarse a su partido y así fuera la candidata prianista a la alcaldía neolaredense.

Segunda. Que al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca no le gusta batallar con subalternos que le contesten, que pongan en duda sus órdenes o lo contradigan. Los quiere leales, sumisos y obedientes y Yahleel a pesar de que grita mucho y es muy entrona, es muy obediente ante el poderoso y nunca se opondrá a lo que le pida.

Y tercera. Que el gobernador necesita los recursos del Puente III para hacer obras en Reynosa y teniendo a una alcaldesa a modo y con un cabildo que se le someta, podrá tener todos los recursos del municipio, para manejarlos desde el gobierno estatal durante el año que le restaría a su mandato.

Sin duda que esta última versión es un tanto descabellada, pero al consultar a algunos funcionarios que están muy cerca del manejo del dinero y a quienes conocen bien cómo es Cabeza, no les resulta extraño que esta sea la principal razón de la candidatura de Yahleel… pero bueno. 

Yalheel casi al finalizar su mensaje dijo: “Agradezco al PAN por la oportunidad que me han dado y que saldrá a participar en la elección con mucho entusiasmo y señaló… “vamos hacer de Nuevo Laredo una ciudad próspera”.

O sea, no es próspera y esto sin querer queriendo fue una crítica al gobierno de Enrique Rivas Cuéllar, quien hasta el momento se ha portado como un verdadero caballero de la política a pesar de su imposición.

En fin, de un día para otro “Los Vientos de Cambio” giraron 380° y volvimos al pasado que creímos haber superado. Hay priistas como candidatos del PAN y esto nadie lo entiende y nos confirma que el mundo está al revés y en este momento el que piensaaaa…. ¡Pierde!

 De salida. Con todo el cinismo del mundo, sin exagerar, volvió Oscar Almaraz con la camiseta del PAN al escenario político. 

En tono burlón dijo que su principal objetivo será conseguir más recursos para Tamaulipas, ciudad Victoria y por su puesto para seguir acumulando fortuna, porque eso se le da muy bien. ¿Verdad?… 

Y es que Almaraz es de los que saben cómo hacerle, son de esos tipos fuertes, intocables e impunes a la ley. Algo así como un antihéroe que en lugar de buscar el bienestar de la sociedad, busca corromperla. ¿Qué les parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *