Este domingo 28 de febrero, desde el corazón de ciudad Victoria Tamaulipas, se registró un hecho histórico e inédito para esta región norestense.

Primero se inició una concentración de ciudadanos, hombres y mujeres, familias enteras desde las instalaciones del estadio de fútbol esquina Carrera Torres y avenida del 17.

Desde ese punto se registró una marcha rumbo a la plaza del 15 Juárez, frente al palacio de gobierno.

Se calcula números conservadores de más de 10 mil personas manifestando su respaldo no solo al Gobernador de Tamaulipas, es importante subrayar que los tamaulipecos mostraron una sola convicción, la defensa de la soberanía estatal y del orgullo de ser de una tierra de trabajadores y gente de bien. 

En pocas palabras, en el ambiente lo que se notaba era una postura de no dejarse humillar de las posturas claramente invasoras del centro contra la provincia. 

Basta de seguir imponiendo barreras y de humillar a los ciudadanos de las regiones del interior de esta soberanía, bajo un falso discurso de primero los pobres y una lucha contra la corrupción.

Hemos apuntado en menos de una semana que inició la gresca por parte de la Fiscalía General de la República, que los verdaderos motivos ante la Cámara de Diputados por el desafuero de un gobernante local, realmente es inspirado por avasallar las regiones desde el centro neurálgico del poder ejecutivo federal. 

A claras vistas la gente nota que esta es una jugada política y no una investigación judicial. Claro se registra que el objetivo real es acallar a los que ellos llaman sus adversarios.

No quiere decir con esto, que estamos en contra de las leyes y del orden. Si existen elementos suficientes para enjuiciar a cualquier ciudadano, con fuero o sin él, que se lleven los cauces de acuerdo al código de procedimientos legales. Pero que no se extralimiten con el uso faccioso de las leyes contra los enemigos, defendiendo al contrario a los amigos y socios.

La política de toda la fuerza del estado contra mis adversarios y justicia y gracia para los aliados, no debe ser desde ahora y siempre lo que impere en este gobierno, que por 26 meses ha mostrado un rostro de polarizar y dividir a los mexicanos.

Por eso simple y llanamente este domingo los tamaulipecos mostraron su verdadero espíritu, no de defensa a ciegas de su gobernante, si no la defensa de su patria querida que de acuerdo a su himno reza así:

«¡Viva Tamaulipas!
altiva y heroica la región que dormita
en la margen del río.

Su sangre palpita en el pecho mío al recuerdo glorioso de sus héroes y su honor

¡Viva Tamaulipas! la tierra querida
que en las horas aciagas dio su sangre y su vida.

Cantemos un himno de amor y lealtad
y todo Tamaulipas vibre a la voz de libertad.

Fuiste cuna de nobles varones
que con la luz de su saber iluminaron
Y al pasar por la tierra dejaron
en la historia su nombre inmortal.

Hoy la historia canta la gloria
de sus héroes en marcha triunfal.

¡Viva Tamaulipas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *