Editoriales

“DESERCIÓN EN EDUCACIÓN UAT: RESILIENCIA Y EL COVID”  

RESUMEN:
La deserción escolar constituye uno de los grandes retos educativos a los que se enfrentan las Instituciones de Educación Superior en el país, entre ellas la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT); representa un problema educativo que no obstante los estudios realizados, parece ser un problema invencible; responde a múltiples factores que ponen en riesgo la permanencia de los estudiantes.
Este fenómeno social, se ve agravado desde marzo del 2020 que se presenta la pandemia del Covid-19 en el mundo, en México y particularmente en Tamaulipas.
Los alumnos inscritos en todos las unidades y facultades académicas de la UAT, se vieron forzados a no tener clases presenciales desde ese tiempo, y hasta el segundo semestre escolar 2021-3 de la UAT, afectando a la totalidad de los 42 mil alumnos inscritos y provocando alta incidencia de abandono escolar.
La resiliencia ha ido adquiriendo gran importancia, debido a las personas que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad que parecen difíciles de superar, pero que sin embargo no sólo las superan, sino también salen fortalecidas de las mismas.
Este trabajo expone algunas alternativas de esta herramienta que puede incidir a mitigar los efectos de amenazas de deserción, que podrían ser utilizadas.
Palabras clave: Deserción y abandono escolar, Covid-19, resiliencia, factores de protección, factores de riesgo, estudiantes universitarios.
INTRODUCCIÓN:
En el presente escrito se da a conocer una estrategia socioeducativa denominada “Resiliencia en la educación superior”, misma que fue instrumentada con el propósito, entre otros, de reducir los índices de deserción en los estudiantes de nuevo ingreso de las Dependencias de Educación Superior (DES), pertenecientes a la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), Institución de Educación Superior (IES) situada en la frontera norte de México.
Es pertinente hacer mención que esta estrategia se sustenta en estudios de perfil de ingreso y factores de riesgo y de protección, en una investigación de carácter cuantitativa, transversal, cuasiexperimental y orientada a soluciones; asimismo, en información de la población estudiantil recabada en los Grupos Académicos por Período Escolar (GAPES), elemento del Sistema Operativo de la Secretaría Académica de la Unidad Académica Multidisciplinaria de Ciencias, Educación y Humanidades (UAMCEH), de la UAT.
La estrategia que se pone a consideración, pretende contribuir a dar respuestas a  unas de las recomendaciones por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP), de asociaciones de educación superior, también de organismos evaluadores y acreditadores de programas educativos, consistente en instrumentar intervenciones socioeducativas destinadas a disminuir los altos índices de reprobación, rezago y deserción en las IES universitarias.
En el escrito se abordan los siguientes puntos: la deserción escolar en la educación superior, efectos de la pandemia del Covid-19 sobre la falta de estímulos educativos y amenazas de deserción y abandono temporal escolar, la resiliencia, los factores de protección y de riesgo, la promoción de la resiliencia en la educación superior; por último, propuestas de una estrategia socioeducativa, sustentada en la resiliencia, instrumentada para atender problemas educativos a los que se enfrentan las DES de la UAT, entre ellos: la deserción escolar.
IMPACTO DEL COVID EN DESERCIÓN:
La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), no está ausente del impacto citado en las clases presenciales forzado por el efecto y cuidados del Covid-19.
De una población superior a los 42 mil alumnos desde preparatorias de la propia Universidad hasta los niveles de licenciaturas e ingenierías, hasta los grados de nivel superior (maestrías, doctorados y diplomados), la totalidad de los alumnos no asisten a clases presenciales desde el mes de marzo del 2020.
Esto motivó a las autoridades de la UAT, a implementar un programa emergente en base a clases en línea por medio de su plataforma Teams, y a través de internet y las redes sociales como son WhatApps, Instagram, mail, entre otras plataformas.
Sin disponer de estadísticas exactas, se calcula que cerca del 10% de los alumnos inscritos, han estado temporal o definitivamente ausentes de las nuevas clases en línea o no presenciales.
Muchos de ellos, ya no volverán a estudiar sus carreras en el corto plazo, por lo que se tendrá un impacto definitivo de deserción escolar.
CONCLUSIÓN:
Este modelo resiliente de inserción y facilitación escolar, pensamos que pudiera implementarse en el corto plazo en las Instituciones de Educación Superior (IES) en general, y en la UAT en particular, buscando aminorar el efecto actual en la deserción y abandono escolar en los estudiantes afectados por el Covid-19 y la falta de clases presenciales.
Una especialista de la UAT, Guillermina de la Cruz, externó su opinión sobre este fenómeno y como se deberá utilizar la herramienta de la resiliencia para atacar las raíces del problema y la posible deserción escolar.
“A un año y medio del inicio de la pandemia por Covid-19 apenas inicia el recuento de los daños. De acuerdo con la doctora Guillermina de la Cruz Jiménez, directora de la Unidad Académica de Trabajo Social y Ciencias para el Desarrollo Humano de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, con la crisis sanitaria mundial todos perdimos algo, no sólo se llevó a seres queridos, también se perdieron vínculos familiares, sociales, empleos, se disminuyeron las actividades deportivas y culturales.
Para enfrentar esta adversidad y minimizar la desesperanza colectiva frente a todo lo que se ha vivido, se ha creado un espacio de debate y discusión para conocer qué es lo que se está haciendo en México y otras latitudes para sobreponerse.
Ese espacio es un esfuerzo interinstitucional, “hoy más que nunca debemos de enfocar nuestros esfuerzos a un trabajo colectivo, el trabajo en soledad y que sólo da méritos a ciertos centros de investigación ya no debe de ser, hay que preocuparnos por hacer ciencia con incidencia social, trabajar desde cualquier parte y con cualquier universidad”, afirmó la doctora Karla Salazar Serna, especialista en resiliencia. (UNAM – UAT, 2021).
Fuente: Ponencia Ensayo por Mtro. Sergio A. Altamirano Herrera y Dr. Jorge A. Lera Mejía. 29/10/2021.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba