• Pondría en peligro al sector ganadero nacional y sería catastrófico, afirmó el integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (GPPAN)

Ciudad de México.- El Senador por Tamaulipas Ismael García Cabeza de Vaca presentó al Pleno del Senado de la Republica la exhortación con Punto de Acuerdo mediante el que solicita a las autoridades competentes “no permitir la importación de ganado proveniente de   Argentina hasta no contar con la certificación que avale, que dicho ganado, esté libre de fiebre aftosa en su totalidad”.

La exhortación está dirigida a la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural (SEDER), y al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), organismo  que tiene la responsabilidad de prevenir la introducción de enfermedades que afecten al sector agroalimentario de nuestro país.

Señaló  que el mercado de carnes argentino lleva 20 años de suspensión en nuestro país, por la fiebre aftosa que presenta el hato bovino argentino y no se puede poner en riesgo al sector ganadero de México, indicó.

Agregó que de acuerdo a una nota que hace referencia a una información del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), actualmente nuestro país cuenta con autosuficiencia de un 104% de carne de res, gracias a la producción de 2.07 millones de toneladas al cierre de 2020.

Por lo que, dijo, “resulta cuestionable la decisión dada a conocer por el gobierno de México, ya que somos un país autosuficiente y no hay motivo para importar carne argentina que además no tenemos la certeza y seguridad de que esté libre de fiebre aftosa”.

En representación del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, el Senador García Cabeza de Vaca explicó que a la fecha se sabe que Argentina no está libre en un 100% de fiebre aftosa, lo que es reconocido por la Organización Mundial de Sanidad Animal.

“Los problemas de fiebre aftosa que aún están presentes en los hatos argentinos podrían contagiar a las reses mexicanas, ya que la enfermedad no solo viaja en el ganado sino también en la carne, insistió.

Se trata de un tema muy serio de sanidad que podría afectar considerablemente al sector agroalimentario del país. En México la producción y exportación de reses y carnes es el cuarto generador de divisas agroalimentarias con más de 2 mil 581 millones de dólares en el 2020.

Así que un brote de fiebre aftosa en el ganado y carne mexicanos sería catastrófico, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here