• Para que el Instituto saneé sus finanzas, es necesario implementar convenios con las entidades que le deben el pago de cuotas y aportaciones, dijo Ramírez Pineda.  
  • Hasta el momento sólo se han firmado acuerdos con Baja California Sur, Chiapas, Colima y San Luis Potosí.  
  • Los recursos de esta deuda se podrían utilizar para incrementar el mejoramiento de la infraestructura, mantenimiento y atención hospitalaria, aseguró.  

Ciudad de México.- Para que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) cumpla el propósito de sanear sus finanzas, es necesario implementar convenios con las entidades que le deben el pago de cuotas y aportaciones al organismo. Actualmente, se tienen una deuda de más de 64 mil millones de pesos, informó el Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda.  

Durante un video mensaje para la derechohabiencia, el titular del Instituto explicó que desde el inicio de la actual Administración Federal, el ISSSTE garantiza el otorgamiento de los 21 seguros, servicios y prestaciones, así como el mejorar la atención de cada uno de ellos con el apoyo del pago de cuotas y aportaciones que realizan las y los trabajadores.  

A pesar del enorme esfuerzo que hemos realizado en los últimos años, dijo, tenemos el enorme reto y desafío para que se cumpla con la deuda del pago de cuotas y aportaciones, ya que hasta el momento sólo se han firmado convenios con los gobiernos de Baja California Sur, Chiapas, Colima y San Luis Potosí.  

Ramírez Pineda detalló que del total de la deuda, 7 mil millones de pesos corresponde al pago de los servicios que garantiza el ISSSTE; dos mil 300 millones de pesos a FOVISSSTE y 55 mil millones de pesos a las Cuentas Individuales.  

“Hasta el día de hoy, nosotros hemos hecho un enorme esfuerzo para tratar de garantizar que esas cuotas y aportaciones ingresen a las arcas del Instituto, sin embargo, como lo he estado diciendo en diferentes foros y también presentándolo en el Congreso de la Unión, tenemos enormes desafíos y enormes retos para lograr que este pago, que retienen las dependencias, lleguen al ISSSTE, sin embargo esto no se ha logrado”, puntualizó. 

La Cámara de Diputados, señaló, ha estado aprobando en la Ley de Ingresos la posibilidad de que el ISSSTE y las dependencias firmen convenios de pago, con el propósito de tener la certeza de entregar permanentemente y regular el descuento correspondiente.   

Añadió que esto representa una preocupación, porque las entidades federativas que retienen este concepto no están siendo ágiles, ni solidarias con el propio Instituto para entregar las cuotas y aportaciones quincenalmente. Principalmente, porque esta deuda se podría utilizar para incrementar el mejoramiento de la infraestructura, mantenimiento y atención hospitalaria.  

La ley del ISSSTE se modificó en 2007, en la cual queda perfectamente establecido cuáles son las cuotas y aportaciones que al trabajador se le tienen que retener para que el Instituto pueda invertirlos y garantizar esos servicios, agregó.  

No obstante esta situación, el ISSSTE continúa trabajado para lograr una mayor regularización y agilidad en el pago de esta deuda y con ello enfrentar los retos y desafíos a corto plazo, finalizó Ramírez Pineda. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here