Cd. Victoria, Tamaulipas.- Entre los proyectos realizados por investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) para preservar los recursos naturales con que cuenta el estado, están los trabajos dirigidos a la conservación de aves en las distintas regiones de Tamaulipas.

En este sentido, el investigador del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT, Dr. Héctor Garza Torres, habló del proyecto que realizan en la “Sierra de Tamaulipas”, y que en conjunto con pobladores de los ejidos: El Sabinito, Felipe Ángeles, Subida de Palmas, Guadalupe Adame y El Nogalito, han logrado caracterizar más de 200 especies de aves. 

Explicó que el proyecto se lleva a cabo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), a fin de generar documentos que permitan conocer la riqueza, la abundancia y diversidad de las especies de aves, pero también conocer la composición de especies a lo largo del tiempo. 

Refiere que a través de un monitoreo que realizan las brigadas compuestas por personas de esas comunidades, en su mayoría mujeres, han logrado detectar grandes poblaciones de especies, que tienen el estatus de “en peligro de extinción”.  

“Entre los datos más importantes del resultado de monitoreo, han sido para el Loro Cabeza Amarilla, tenemos registros de poblaciones de hasta 400 individuos, y eso es alentador porque se trata de una especie en peligro de extinción, y son de las poblaciones más grandes que se han encontrado en el estado”, indicó.

“En Sierra Tamaulipas, gracias al esfuerzo de esta gente en las comunidades, sabemos que hay 215 especies de aves, de las cuales 52 son importantes para la conservación y 25 están bajo algún estatus de protección”, apuntó.

Entre estas especies, mencionó como más importantes: el pato real mexicano (en peligro de extinción), el águila elegante, el águila blanquinegra, la guacamaya verde, el loro cabeza verde y el loro cabeza amarilla.

“También hay otras especies que son de importancia dentro de la Reserva de la Sierra de Tamaulipas, porque son especies que están aisladas geográficamente y sus poblaciones están restringidas a las partes más altas, como: la codorniz de Moctezuma, el clarín jilguero, el zorzal corona negra, el colibrí pico ancho, el colibrí coroniazul, el carpintero arlequín, el cabezón cuelligris y el azulejo gorjicanelo”, puntualizó. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here