Reynosa, Tamaulipas. – Con el propósito de tomar acciones preventivas y evitar mayor riesgo para la población de las comunidades adyacentes a la margen mexicana del río bravo, se reunieron autoridades del Gobierno de Tamaulipas y de la Comisión Mexicana de Límites y Aguas (CILA) delegación Reynosa.

Los remanentes del huracán Hanna han generado intensas lluvias en la cuenca baja del Rio Bravo por lo que, a través de este organismo internacional en su sección mexicana, se realizarán operaciones para regular el desfogue de agua por el caudal y evitar mayores complicaciones en los municipios tamaulipecos aledaños al Rio Bravo.

El titular de la Comisión Estatal del Agua en Tamaulipas (CEAT) Luis Pinto Covarrubias, sostuvo la reunión con el representante de la CILA en Reynosa, David Negrete Arroyos, quien resaltó que las acciones realizadas son implementadas para evitar daños a las poblaciones que se encuentran ubicadas en la margen mexicana del Río Bravo y al mismo tiempo solicitó a la población que habitan esas zonas que tomen sus debidas precauciones por su propia protección.

A la reunión también asistieron el Director General de Protección Civil, Pedro Granados Ramírez y representantes del Sistema Nacional de Protección Civil, de la Comisión Nacional del Agua y de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Reynosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here